El sitio de las ínsulas náuticas como las Galápagos impide que lleguen los grandes mamíferos, que dispersan las gramíneas de muchas vegetaciones a través de su ingesta. En su partida, pájaros, tortugas, lagartos e iguanas de vía son los que cumplen esta encargo. Hasta hoy no se había inquirido el sufrimiento que desempeñan estas últimas con al aparte diez linajes de cubiertas vegetales.

La supervivencia de muchas cubiertas vegetales nativas e introducidas depende en parte del deber que desempeñan los animales a través de la polinización y la emanación de cereales. Al ingerirlas y expulsarlas luego con las basuras, una medida de granas vuelve al pavimento en un paraje más alejado. Además de los tíos, la tortuga gigante de las Galápagos es la máximo dispersora de simientes de estas ínsulas a grandes anchuras, lineal de las iguanas de carretera endémicas, con tres géneros que se alimentan de legumbres y de flora reducida, dado que no trepan. Pero, inclusive hoy, no se había corroborado el potencial dispersor de las iguanas, salvo por exámenes anecdóticos. Un bufé asegurado en Integrative Zoology demuestra por primera oportunidad cómo la iguana de calle de las Galápagos (Conolophus subcristatus) contribuye a la supervivencia de las gentilezas nativas e introducidas en la ínsula Fernandina de 642 km2 dispersando sus bases.

“sabíamos que en esta ínsula las hembras de iguana recorren largas etapas, de unos 10 kilómetros, y ascienden incluso los 1.500 patrones de altura incluso el meollo del cráter de la ínsula adonde ponen sus huevos”, explica a Sinc Anna Traveset, del Instituto Mediterráneo de Estudios Avanzados (Csic-uib) y ejecutante principal del sufrimiento. El enigma resuelto en las borras Entre febrero de 2010 y 2011, los policías recogieron 160 excrementos entre las que se identificaron 5.705 granas pertenecientes a 32 géneros de aposturas. Según el utillaje, al aparte el 80% de esas embriones –unas 4.545– estaban averiadas. Con el sobrante, que quedaba virginal tras recorrer por los intestinos del reptil, el utillaje de científicos realizó un intento plantando 849 granas de 29 linajes de semillas.

De ellas, solo un 4% llegaron a generar tras más de 200 términos. “considerando la aglomeración local de las iguanas de lengua, y el gran espectáculo de granas que ingieren, asimismo si solo es una reducida partición de ellas que germina, las iguanas pueden ser consideradas como importantes dispersoras hacia noticias áreas de esta joven isla”, comenta Traveset en el examen. De hecho, algunas gallardías obtendrían grandes descuentos de esta batalla. Según el forcejeo, el 63% de las gramíneas pertenecían a vegetaciones nativas, de las que un tercio eran endémicas de las ínsulas Galápagos. Un 6% habían sido introducidas y el excedente –el 31%– no lograron identificarlas.